Quitagrasas

Un desengrasante es una sustancia, generalmente de naturaleza alcalina que es capaz de eliminar grasas y aceites de cualquier superficie a partir de una reacción química, que viene determinada por la formulación del mismo.

En nuestra web encontrará una gran sección de desengrasantes de la mejor calidad y a los mejores precios, para que tus superficies queden como el primer día.

Parrilla Lista

Establecer dirección descendente

10 artículo(s)

Parrilla Lista

Establecer dirección descendente

10 artículo(s)

Desengrasante

Como hemos comentado un desengrasante es el producto utilizado para la eliminación de grasas y aceites en cualquier tipo de superficie. Un desengrasante lo podemos definir de manera genérica como aquella sustancia de naturaleza ácida, neutra o alcalina, que es capaz de eliminar aceites y grasas de una superficie cualquiera.

Un desengrasante puede estar formulado mediante sustancias naturales como de sustancias artificiales. La función del desengrasante es la de remover las grasas y aceites por medio de una reacción química. Según el tipo de formulación del desengrasante actuará sobre estos contaminantes de dos formas.

Desengrasante formulado en base de agua. La acción de este tipo de desengrasante sobre las grasas y aceites será por medio de procesos de emulsión. De tal forma que las moléculas de desengrasante inorgánico base agua de diversa naturaleza, aunque en mayor mediante álcalis actuará sobre las moléculas de aceite desprendiéndolas de la superficie y eliminando la adherencia que puedan tener y posteriormente emulsionando las dichas moléculas.

Desengrasante formulado a base de disolvente. En este tipo de desengrasante la acción sobre grasas y aceites es mediante la disolución de esta, en su mayoría, gracias a la acción química del desengrasante.

Tipos y usos del desengrasante

La actividad cotidiana en nuestro hogar, en hoteles, restaurantes, hospitales o en el sector industrial se producen diferentes tipos de suciedad que para eliminarlos requieren diferentes medidas.

Pueden ser simples manchas que desaparecen con facilidad o  por el contrario son de las que no son para nada sencillas de limpiar. Por ese motivo en el mercado existen diferentes tipos de desengrasantes.

Desengrasante doméstico

Este tipo de desengrasante está formulado y dirigido al uso doméstico. Lo podemos utilizar tanto en el hogar como en oficinas o comercios con un uso moderado, ya que requiere de una capacidad de desengrase moderada y una acción desinfectante en aquellas superficies desengrasadas, ya que las superficies a desengrasar habitualmente no presentan acumulaciones grandes de aceite ni grasa.

Desengrasante Industrial

El desengrasante industrial es aquel que está formulado para actuar sobre la suciedad más persistente y más difícil de eliminar. También el desengrasante industrial posee la capacidad de limpieza suficiente para garantizar la eliminación total de los contaminantes. El desengrasante industrial lo podemos encontrar de dos tipos basados en su formulación.El desengrasante industrial es el utilizado en las industrias donde las grasas y los aceites son mayores y más costosos de eliminar.

Quitagrasas

El desengrasante también es denominado a nivel doméstico como quitagrasas. Con el quitagrasas dejaremos nuestra cocina reluciente, ya que usaremos este producto para disolver la grasa, removido o esparcido.

El quitagrasas elimina las manchas de grasa de las paredes, puertas, interruptores eléctricos, etc. También, con el quitagrasas podemos eliminar los residuos de comida de la encimera de la cocina como la grasa incrustada en los rodapiés.

Otro uso del quitagrasas es la de eliminar la suciedad exterior de los muebles. No podemos olvidar que para darle un brillo a la superficie limpiada con el quitagrasas pasaremos un trapo seco para eliminar así la capa tenue que deja.

Condiciones generales